miércoles, septiembre 22, 2010

V Encuentro de Formación

Acabo de volver de nuestro encuentro anual de formadoras y formadores de docentes en Madrid.
Es un grupo que comenzó hace cinco años en Irún, impulsado por Myriam Nemirovsky y en el que empezamos a encontrarnos personas de toda la geografía nacional que compartimos una misma linea de formación en el ámbito del lenguaje.
Desde el comienzo del grupo la idea era compartir logros y dificultades y avanzar en nuestra propia formación, con el fin de mejorar la práctica asesora.
Uno de los aspectos que hemos analizado durante estos últimos años ha sido los diversos modos de evaluar la formación, creemos que esta evaluación tiene que estar conectada con el impacto directo que se produce en el aula.
Para conseguirlo, creo que se hace necesaria una formación que tenga como referente la practica, partir de la observación, el análisis y la reflexión sobre el trabajo docente.
Es imprescindible potenciar el trabajo colaborativo del profesorado y perder el miedo a abrir las puertas de nuestras aulas para compartir con las compañeras y compañeros lo que hacemos, los logros y las dificultades y planificar cambios de forma conjunta que nos ayuden a mejorar nuestro trabajo y sobre todo a que nuestro alumnado mejore.
Son varias las herramientas que nos pueden ayudar en esa tarea: el diario, el registro, la fotografía, el vídeo...
Aunque todas son interesantes y pueden incluso complementarse el vídeo es uno de los instrumentos más potentes para ayudarnos a volver sobre nuestras actuaciones.
El aula es una realidad compleja en la que sucenden muchas cosas en un mismo momento que se nos escapan a la observación y se hace complicado poder hacer de observadora de forma paralela al desarrollo de una actividad
porque estamos implicadas en que se desarrolle de forma adecuada.
Con
el video podemos recuperar lo sucedido posteriormente y analizarlo de forma mucho más potente si además lo compartimos con otras personas.
Desde hace unos años tenemos la suerte de contar con un grupo de maestras que se atreven a utilizar el vídeo en sus aulas.
Nos hemos venido con las pilas cargadas, con energías renovadas y con el convencimiento de que es necesario seguir por este camino.