miércoles, septiembre 07, 2016

ABP: El aula, un espacio en movimiento






Hoy hemos comenzado una aventura que después de la primera sesión, promete ser interesante.  Se trata de una formación en centros sobre ABP.
Ayer, Ruth, la asesora que me lo propuso, estaba emocionada porque a la formación teníamos apuntadas unas 38 personas. Cuando me lo dijo, al contrario que a ella, a mi me dio un poco de miedo. Mi experiencia me dice, que es demasiada gente "interesada" en la formación.
Sin embargo, mientras Ruth presentaba el proceso formativo y me presentaba a mí, he aprovechado para mirar de forma detenida al grupo y me ha gustado mucho lo que he visto: un colegio de gente joven con miradas de interés y curiosidad por aprender y con facilidad para reír. 
.- ¡Bien!, he pensado, el asunto va bien.
Un rato de charla después los he puesto a trabajar en grupo y mientras paseaba por los grupos, he podido comprobar que había gente que tenía experiencia en ABP (¡fantástico!, me he dicho) pero también personas con ganas de empezar a llevarlo a la práctica y que expresaban sus dudas y sus miedos.





Hemos empezado con mi vídeo favorito en esto del trabajo por proyectos que es la entrevista a Fernando Hernández. Para mi es una especie de amuleto y desde luego todo un tratado de lo que es el trabajo por proyectos en solo unas pocas frases, es más, en solo una: "Cambiar el vínculo con el alumnado".
Aunque creo que ya lo he compartido en otras ocasiones, no me cansaré nunca de escucharlo y me parece una pequeña joya para la formación.




De la mano de otro gran Fernando, Fernando Trujillo y todo el grupo genial de Conecta13, hemos comenzado la casa por el tejado y les he dado el "Cuestionario de valoración de proyectos" de Conecta13 para que en grupos pequeños analicen un proyecto que conozcan y de todos los indicadores del cuestionario, escogieran uno o dos solamente, que creían que podían mejorar el proyecto que habían elegido.
Ha sido muy interesante tanto el trabajo de los grupos, como la puesta en común, en la que hemos podido analizar que cosas nos cuesta más poner en marcha.
Me parece que es un documento de trabajo excelente para tener en cuenta durante la planificación, el desarrollo y al final de proyecto.





Hemos hecho "Guerra de bolas" para vivir la importancia del trabajo cooperativo y reírnos aprendiendo juntos y hemos finalizado llevándonos tarea para el próximo encuentro en el que volveremos con nuestro "proyecto hilvanado" para seguir dándole forma.
Para planificarlo hemos echado mano del "Canvas para el diseño de proyectos" otra herramienta que nos proporcionan desde conecta13 y que ofrece un modo muy visual y completo de diseñar proyectos.

http://conecta13.com/canvas/


Me he sentido muy bien, y eso tengo que agradecérselo, además a quienes me han acompañado de manera indirecta en esta nueva aventura, Myriam Nemirovsky a la que debo ser la maestra que soy, a la gente de Conecta13 que tienen unos materiales fabulosos, a mi gente del grupo, "Aprender Hablando" con quienes no paro de aprender desde hace un montón de años y como no, toda la tropa de mi cole que hacen que disfrute de mi trabajo casi tanto como mis "Gnomitas y Gnomitos" y con quienes ayer disfruté también de una sesión de Autoformación superinteresante sobre Enseñanza y Aprendizaje del lenguaje escrito.




viernes, septiembre 02, 2016

Comenzamos ¡¡¡Yupi!!!!


Andaba yo pensando que para el comienzo de curso tocaba dejar alguna reflexión aquí en este lugar y mientras andaba yo pensando sobre qué o cómo, me llegó el post de @xarxatic "el día del buenismo educativo".
He recordado cuando viajaba con otras compañeras al cole hace ya algunos (muchos) años y el uno de septiembre al montarme en el coche, mi saludo era:
.- ¡¡¡¡Que ganas tenía de que empezara el curso!!!!
Ellas siempre se reían de mi y alucinaban con semejante dislate, pero en aquel momento de mi vida, volver al tajo representaba para mi el retomar una vida rutinaria, ordenada tranquila, la cercanía del otoño...
Ya me he curado de aquel saludo y ahora no podría repetirlo, ahora..., podría continuar algún tiempo más de vacaciones...
Aunque he de reconocer que me apetece mucho volver a la rutina del curso, abrazar a mis criaturas, que las tardes se acorten y que llegue el fresco, por favor, ¡¡¡¡¡¡que llegue el fresco!!!!!!!
El fresco, si, porque aquí en Almería lo del frio, ya es como que pasa de largo.
Pero hasta que llegue "el fresco" la vuelta es dura, 
El colegio todo el verano cerrado es un auténtico horno, en el que no llegas a tostarte gracias al sudor que no te abandona a lo largo de toda la mañana y, a que, para no morir deshidratada, vas acarreando una superbotella de agua a todos lados.
Después de los primeros saludos, el primer claustro informal con la presentación del personal nuevo, te animas a abrir la puerta de tu clase y ¡¡¡zassss!!! alguien le dio al termostato y subió aún unos grados la temperatura. Te tiras como loca a las ventanas, las abres y te vas a la clase de enfrente para hacer lo mismo por si corre aire. Al menos que corra el aire ya que tú no puedes salir corriendo y descubres como es el método de asado de tu horno cuando no pones el grill y solo dejas el ventilador.
Por fin te adentras y observas, dejaste los armarios un poco separados para que se acordaran de barrer por detrás, pero nadie ha barrido... 
Antes de poner las cosas en la mesa buscas algo con lo que limpiar un poco el polvo, observas que los cristales aún dejan pasar la luz a pesar de llevar más de un año ¿dos? sin que nadie los limpie y toses y toses y bebes agua para pasar el calor y tragar el polvo.
Entonces preguntas y te dicen que este curso solo hay una persona para limpiar el colegio antes de que empiece el curso y a lo largo de toda la semana, o sea, que con suerte acabará para cuando vengan las criaturas y te preguntas porque nadie piensa que las maestras y los maestros también nos gusta trabajar en un sitio limpio.
También te preguntas por las condiciones laborales de la persona que anda limpiando "el horno" allá al fondo del pasillo y de repente te sientes hasta afortunada y vuelves a beber agua para arrastrar la pena, pasar el calor y tragar el polvo.
Vuelves a tu clase, ya te han dicho que viene un niño nuevo, y vas pensando en el chiste ese de las mujeres que le tocan a cada hombre y el hombre que dice ¿quién se ha quedado con las mías? pero al revés, nosotros nos estamos quedando con las criaturas de alguien...
Bueno, al tajo y te pones con las "propuestas de mejora" del curso anterior que no llegaste a escribir en los papeles, esas del día a día y te acuerdas que el rincón del arte estaba demasiado pegado a uno de los grupos y eso generaba problemas de paso para unos e incordiaba el trabajo de otros, así que te sientas un momento a repasar mentalmente como conseguir más espacio..., donde no hay espacio y con un niño más con su mesa y su silla.
Y claro..., reorganizar el espacio..., requiere..., mover las mesas..., mover las sillas..., mover los armarios..., reubicar los materiales...
Bebes agua, vuelves a beber agua, haces un croquis mental de lo que quieres y decides que mejor te subes la escoba porque a saber cuando te toca que barran detrás de los armarios y ya si eso, tú te los colocas.
Barres el polvo y la multitud de pececillos de plata que huyen despavoridos de la escoba y tras un rato de barrer, arrastrar, empujar, recolocar, sudar, beber..., miras y parece que has conseguido una pizca más de espacio.
Pero sigues rodeada de polvo y ventanas de cristal marrón que cierras porque se ha acabado la mañana.
Aún queda un poco de agua y te la bebes para que arramble con la rabia.
Te sientas un momento...
Respiras despacio...


Me encanta mi trabajo, tengo la suerte de disfrutar con lo que hago, tengo montones de proyectos nuevos y un deseo enormede recibir uno de nuestros abrazos mágicos.
Sonrío mucho yo sola acordándome de las carillas de mis peques en distintas situaciones, momentos..., me encanta contar a todo el mundo como son de inteligentes, su capacidad creativa, sus ocurrencias...
Creo que soy rica y muy, muy afortunada porque no disfruto menos con mi trabajo que con mis vacaciones, aunque ambos me gustan...
Pero sueño en que tal vez, algún día, alguien piense que merecemos unas condiciones de trabajo dignas y, lo que es más importante, que nuestra zagalería las necesita mucho más, mientras tanto, coincido con Jordi en que, al menos, hasta que llegue "el fresco" se está mucho mejor "con las chanclas y las olas meciendo los pies".




miércoles, julio 27, 2016

De nuevo pierde la escuela






Estos días estamos asistiendo a una auténtica vorágine de maestras y maestros alucinando por la pérdida de vacantes de Educación Primaria.
El fenómeno no es nuevo, ya lo hemos vivido antes, aunque, tal vez no, sobre una herida tan abierta y viendo como día a día se deteriora lo que tanto trabajo costó construir.
Hace muchos años ya, que la administración decidió que la música en las escuelas no las podía dar una persona que solo tuviese el título de maestra generalista y decidió implantarla como especialidad.
En aquel entonces aquella decisión a mi me costó perder mi plaza definitiva como maestra de primaria y tener que desplazarme de colegio a favor de la persona que tenía la especialidad de música.
No se mejoraron los centros añadiendo un recurso nuevo, se sustituyeron plazas obligando a los especialistas a atender una tutoría y su especialidad en todos los niveles de primaria.
Son muchas las personas que tienen que atender tutorías y diferentes niveles de una determinada especialidad, lo que las obliga a planificar, a veces, demasiados cursos y, a veces, demasiado deprisa.
Ahora asistimos a una nueva vuelta de tuerca a la primaria, la implantación de un segundo idioma (45 tristes minutos a la semana), bueno no, la implantación del francés, que para esto somos muy "monopensantes" a costa del profesorado de primaria.
No se envían recursos extra, se eliminan plazas generalistas y quienes lleguen con la especialidad de francés tendrán que atender tres niveles (1º, 3º y 5º por ahora) más una tutoría en primaria.
Para poder hacer esto, en algunos casos en su tutoría alguna otra persona tendrá que dar una de las áreas que cualquier tutor o tutora daría normalmente.
Así no es raro que asistamos a la maravillosa experiencia de que un aula de primaria las pobres criaturas sufran que pasen por sus manos: el tutor o la tutora, la persona especialista de inglés, la especialista de E.F, la especialista de música, la de "religión" y la de francés o la que da cualquier otra área que su tutora por dar francés no puede darle.
Estamos hablando de un mínimo de seis personas para niñas y niños de entre seis y once años.
Y siete si nos vamos a un centro bilingüe, donde además de la persona especialista de inglés aparece la figura del profesorado de área bilingüe.
Eso añadiendo la divertida y genial idea de nuestra queridísima LOMCE, que nuestro gobierno regional ha tenido a bien conservar, de tener franjas horarias de 45 minutos.
¿Nos hemos vuelto chalados?
¿A alguien en algún lugar de este país de locos se le ha ocurrido pensar que una criatura en esas edades necesita más estabilidad que la que aportan seis o siete personas entrando y saliendo frenéticamente de un aula? 
Y ahora pediremos que en ese universo de entradas y salidas nuestro alumnado pueda de forma tranquila trabajar de manera interdisciplinar y tener tiempo para planificar proyectos, aprender a buscar, seleccionar y procesar información en diferentes medios, reflexionar sobre los procesos, autoevaluarse y trabajar de forma colaborativa, trabajar la democracia y las emociones...
Definitivamente estamos totalmente "descabezaos" y nos importan muy poco la personas, las pequeñas y las grandes.
Es muy desesperante ver cómo día a día nuestras escuelas públicas pierden docentes, aumentan ratios, las bibliotecas no tienen horas suficientes para su gestión, las TIC, que vivieron un momento de explendor hace unos años y en las que fuimos referente, están moribundas y a merced de la buena voluntad de unos pocos kamikaces, los presupuestos son cada vez más ridículos y llegan a destiempo cuando ya ha pasado todo el curso escolar...
Y de paso aumenta la oferta de la privada, o lo que es peor la concertada (ese modelo de privada para pudientes que pagamos todos con nuestros impuestos) y cada vez más, la educación pasa a ser el nuevo ladrillazo, el nuevo negocio del siglo, la nueva gallina de los huevos de oro, en manos "de los de siempre" y como un servicio solo "para los de siempre".
Y una vez más hay que respirar hondo e intentar no caer del todo en la desesperación, el agobio, el agotamiento, el desaliento, el hastío...












jueves, julio 21, 2016

La presa. Irène Némirovsky





"La lectura le proporcionaba lo que a otros les da el alcohol: el olvido de la vida."

"Porque la juventud es un vino sin igual, que a veces se bebe en una copa barata"

"Eso es lo único a lo que el ser humano no se resiste. Cuando se apela al interés desconfía de inmediato, se pone en guardia, pero la adulación vuelve a adormecerlo."

"El éxito, cuando se ve de lejos, tiene la belleza de un sueño, pero cuando entra en el terreno de lo posible parece sórdido u mezquino."

"Pero no hay nada más amargo que ver que un esfuerzo sobrehumano proporciona tan poca felicidad."





lunes, julio 18, 2016

Enseñar a pensar







Me encantó esta pequeña entrevista en YouTube porque expresa una realidad de nuestros centros: Dedicamos muy poco tiempo para que nuestras niñas y niños se expresen.
Poco tiempo para saber que piensan, que sienten, que saben... 
Eso nos aleja de la realidad del aula y de la realidad de nuestro alumnado y es causa en muchas ocasiones de la frustración que sufre el profesorado.
Porque ponemos la mirada solo en lo que "queremos que sepan" y en "cómo queremos que lo sepan" pero si ampliamos la mirada y les damos la oportunidad veremos que tienen razonamientos y llegan a conclusiones muchos más elevadas de lo que podemos esperar y además nos dará pistas de por donde debemos transitar para que sigan aprendiendo.
Recuerdo que una amiga me decía que al comentarle a una compañera que en mi clase las niñas y niños de primero habían sido capaces de hacer porcentajes le decía: "eso es mentira". Pero no lo es , solo necesitamos abrir la mente, el tiempo y el espacio para que encuentren soluciones por caminos diferentes "al camino" que ya hemos decidido como único.
Debemos como dice Olga Grau en la entrevista cambiar nuestro pensamiento y no prejuzgar, intentar entender el porqué piensan como piensan. Yo como ella recuerdo una anécdota relacionada con el sol:
"Hace años con un primero de primaria recuerdo que alguien en clase preguntó porque la tierra daba vueltas alrededor del sol siempre y "no se iba", una pequeñaja contestó rápidamente "Porque está atada al sol". Yo le pregunté que como lo sabía y ella rápidamente me contestó que los rayos del sol servían para sujetar a los planetas y que no se escaparan"
Dejar que opinen sobre las cosas puede ser muy divertido, pero también muy aleccionador para quienes estamos encargados de buscar modos de que aprendan, por eso no hay que tener miedo de "perder el tiempo" en escuchar que piensan.
Las niñas y niños desde pequeñajos son un mar de preguntas y deberíamos ser conscientes que animarles por ese camino, es el mejor modo de que mantengan la pasión por el aprendizaje.
Pero para eso debemos admitir que el saber es algo demasiado amplio y que no se reduce a unos pocos contenidos escritos en los libros de texto.
El ABP es uno de los modos de permitir que el alumnado se cuestione cosas, y vaya aprendiendo diversos caminos para responderlas, porque como dice Olga Grau, las preguntas no se terminan nunca de responder y es obligación de la escuela que nuestras chicas y chicos aprendan esa frase tan importante, "el conocimiento no es finito", no cabe en un libro, unos apuntes o un examen. El conocimiento es infinito y cuanto más conocemos de algo más preguntas sabemos hacernos sobre ese algo.
Una compañera me comentaba:
.- "pero si van saliendo montones de cosas nuevas ¿Cuándo acabas un proyecto?" 
Efectivamente tienes que poner un final pero es interesante que el alumnado vea que allí no acaba todo, que les queda mucho camino por recorrer y que parte de ese camino ya pueden ir haciéndolo de forma independiente.
Enseñar a cuestionarse cosas, a formular hipótesis, a comprobar afirmaciones, a buscar lo que otras personas ya investigaron, a inventar modos de confirmar esas hipótesis..., eso es realmente lo que ayuda a convertir nuestras aulas en espacios de aprendizaje.
Y mezclado con todo eso la escucha activa, el permitir que lo que saben, les gusta, les preocupa entre en el aula y una evaluación que les tenga en cuenta, que nos de información sobre cómo ayudar a que sean mejores y no una evaluación que únicamente se preocupa de conseguir un número.
Enseñar a pensar significa que entren en nuestra aula cuestiones como entender que la democracia solo se aprende ejerciéndola en los diferentes ámbitos de la vida del centro.
También que dejemos espacios al debate y a la argumentación y a los diferentes modos de ver el mundo, con análisis críticos y reflexivos sobre el mundo que queremos construir.
Dejar entrar la actualidad en nuestras aulas y acercar a nuestro alumnado al mundo en el que viven dedicando tiempo también a hacerles partícipes de una sociedad de la que van a ser responsables en poco tiempo.
No olvidar que aunque no nos hayan dejado apenas espacio para el arte, este es un inmenso mundo para hacer una ciudadanía responsable y crítica y un modo de construir montones de aprendizajes de modo lúdico y permitiendo que la escuela sea un lugar feliz, que podemos hacer música y de paso trabajar coeducación e interculturalidad todo eso en la clase de lengua  donde también tiene cabida el cine, o porqué no, la escultura y que  también podemos trabajar con los mosaicos árabes en la hora de matemáticas o en la de ciencias sociales.
Enseñar a pensar en nuestras aulas no es algo que podamos hacer puntualmente, es algo que debemos hacer en todos los momentos de trabajo con nuestro alumnado, no debemos olvidar que la escuela es un reducido espacio educativo en sus vidas y que debemos aprovecharlo al máximo para darles herramientas para que sigan de forma autónoma el resto de sus vidas. Por eso es tan importante que al acabar la jornada nos preguntemos: De todo lo que he hecho hoy ¿Qué es lo que verdaderamente les ha aportado algo útil para desenvolverse en el mundo en el que les ha tocado vivir?
Es una pregunta dura si nos la contestamos con sinceridad, pero también la pregunta que nos va a ayudar a buscar procesos de cambio como docentes y a buscar personas que nos acompañen a emprender esos cambios.



viernes, julio 08, 2016

IV Jornadas Andaluzas de Redes Profesionales de Bibliotecas Escolares


Hace unas semanas me invitaron a formar parte de un nuevo grupo que se ha formado en la Consejería de Educación para dinamizar varias líneas de la Red de Bibliotecas Escolares, en concreto en mi caso a formar parte del Consejo Editorial de la Revista Libro Abierto.
Me hace mucha ilusión participar en este grupo por varias razones, la principal porque es un tema al que he estado ligada durante muchos años y que me parece imprescindible en educación.
También me pidieron que participara en las "IV Jornadas Andaluzas de Redes Profesionales de Bibliotecas Escolares" contando nuestra experiencia en el tema de encuentros con personas que escriben, ilustran o editan libros.
Como somos un cole aún con poca historia, al principio tuve mis dudas, pero tengo que reconocer que me ha entusiasmado hacerlo, porque como casi siempre que tengo la oportunidad de comunicar algún tipo de experiencia, eso me ayuda a realizar una reflexión mucho más intensa sobre lo que ese trabajo ha representado, me ayuda a encontrar muchas de las fortalezas de las que realizando la actividad no he sido consciente y también me sirve para encontrar aspectos que podrían haber enriquecido la actividad y que en futuras ocasiones sería imprescindible tener en cuenta.
Os dejo la presentación que utilicé en las jornadas y que me sirvió de apoyo para repasar las diferentes modalidades de encuentros que hemos tenido en el centro.



Como he dichoa antes somos un cole muy joven, pero a pesar de todo ya hemos tenido la suerte de recibir un buen grupo de personas ligadas a los libros por unas u otras razones.
En la presentación comienzo en primer lugar los encuentros con autoras y autor.
En los tres casos son personas cercanas en el espacio y que desarrollan su labor en nuestra misma provincia; porque es cierto, que no siempre ponemos la mirada ni damos el suficiente valor a lo cercano.
Dos mujeres y un hombre, entre otras razones porque el planteamiento que nos hacemos al elaborar el proyecto de biblioteca de nuestro centro es que sea un apoyo al resto de proyectos y programas del centro y por lo tanto que el trabajo que se realicen e desde la biblioteca tenga como eje transversal la Plan de Igualdad.
También en los tres encuentros hemos querido diversificar el tipo de texto que usamos para el encuentro y de este modo hemos realizado dos encuentros en torno a textos literarios y uno de ellos a un texto "para aprender".


Encuentro con Concha Castro


El primero, nuestro encuentro con Concha Castro se trata de una actividad de aula, entrañable y con un trabajo previo muy interesante. Algunas de esas cosas las podéis ver en nuestro blog de aula
Trabajamos su poesía y el texto poético en general, rimas, metáforas, conteo de sílabas, lo que eran versos, estrofas...
Trabajamos la entrevista viendo otras entrevistas a escritoras y escritores en la red, el tipo de preguntas que hacen, cómo se escribe una pregunta, los signos de interrogación....
También el texto biográfico, la línea del tiempo...
También le regalamos un recital de poesía y para eso investigamos como es un recital de poesía y decidimos como sería en nuestro.
Un trabajo extenso e intenso que acabó en un encuentro precioso y muy tierno en el que Concha nos contó cosas de su infancia, de cuando empezó a escribir, de porqué escribe y de las cosas que la inspiran y animó a todas y todos a disfrutar de la escritura.

Encuentro con Ana Mª Romero Yebra

El segundo que reseño fue con Ana Mª Romero Yebra y ha sido totalmente diferente, con todo el centro, menos íntimo, aunque muy divertido y enganchó a todo el alumnado del colegio.
Ana Mª vino para nuestra "Semana del libro" ( en mi cole nunca tenemos bastante con un día) y nos sirvió también como referente en una actividad preciosa que hemos estado llevando a cabo todo el curso "el libro del cumpleaños". También escribimos su biografía, analizamos su poesía, y le regalamos un recital poético, solo que esta vez se lo regalamos en un pendrive y está también en nuestro blog de aula "Gnomitas y gnomitos".


Encuentro con Andrés Cabrera


Pero no todo ha de ser literatura, es más, creo que deberíamos propiciar más encuentros con autoras o autores no literarios. En este caso la experiencia fue con Andrés Cabrera, autor del libro "Huércal de Almería: El arrabal de los señores" un libro sobre la historia de nuestro pueblo que usamos como material de consulta en el Proyecto sobre El Milenio del Reino de Almería y cuyo encuentro nos acercó a temas tan importantes como las diferentes fuentes de información, el proceso de búsqueda, selección y producción de la información y de paso, lo apasionante que es la historia y cómo puede atraparnos tanto que dediquemos nuestro tiempo libre y nuestro esfuerzo a investigar sobre ella.




Encuentro con Gema Sirvent



Después pasamos a otro grupo de personas también muy importantes en el nacimiento y vida de los libros: quienes se encargan de su edición.
El encuentro con Gema Sirvent, editora cercana y enamorada de la literatura infantil y sobre todo de los álbumes ilustrados, fue un momento apasionante, por todo lo que aprendimos con ella, por lo encantadora que es, por lo bien que lee historias.
Gema nos sirvió de ejemplo de mujer emprendedora en un campo difícil pero apasionante y mostró a nuestras niñas y niños como es muy importante luchar por lo que nos gusta.
Con Gema también teníamos un trabajo previo, ya que hemos trabajado algunos de sus libros como por ejemplo "Hugo y el dragón de la noche" o "la mujer más alta del mundo" en el proyecto de igualdad.




Acabé con Violeta Montreal como ilustradora para finalizar con la importancia que venimos dando al lenguaje de la imagen desde hace varios años, desde el trabajo con el álbum ilustrado, hasta el trabajo con el cine.
También con Violeta preparamos su venida, analizando sus ilustraciones y le regalamos un libro escrito por todo el colegio e ilustrado también por todo el alumnado "al estilo Violeta".










Ella nos regaló, además de un encuentro mágico, dos ilustraciones preciosa y una de ellas la hemos convertido en la mascota de nuestra biblioteca y ahora andamos escribiendo entre todas las clases la historia de Roboleo que es el nombre que le pusieron nuestras niñas y niños.



Acabar con el encuentro de Violeta, tenía una razón y es ligarlo a el trabajo que venimos desarrollando desde hace unos años sobre el lenguaje de la imagen, tanto a nivel de ilustración como con el lenguaje cinematográfico.
Parte de ese trabajo está en los blogs que compartimos con nuestro grupo de formación "El álbum ilustrado y otros lenguajes" y en "Aprender hablando" .
Viéndolo todo junto, creo que vamos por buen camino y que nuestras niñas y niños están pudiendo ver diferentes maneras de leer, y reflexionar sobre los libros, la lectura y la escritura de manos de personas muy, muy interesantes.

Os dejo dos enlaces sobre cómo hacer un buen encuentro con autoras y autores:

sábado, junio 18, 2016

Felicidades Felipe Zayas







Felicidades Felipe Zayas, por muchas cosas, pero sobre todo por haber sabido entender que compartir en Educación es el secreto de mejorar, de ir más allá de lo reducido de las cuatro paredes de un aula.
Hoy especialmente quiero compartir este vídeo porque refleja especialmente esa idea. la idea de que las redes nos acercan a las personas aunque estén lejos, nos ayudan a aprender de otros a compartir conocimientos y porqué no también las emociones.

Tú nos acompañas y nos animas a utilizar la red como espacio de aprendizaje, pero también como espacio para producir, enseñar y mostrar al mundo lo que hacemos, lo que somos, lo que sabemos.
Algo que haces muy bien desde hace muchos años, acompañándonos con tu buen hacer en el campo de la formación en la competencia lingüística.

Quienes tenemos la suerte de conocerte sabemos que eres un auténtico pozo de sabiduría y un convencido de que la formación es un pilar importante en la mejora de nuestra Escuela, con mayúsculas.

No puedo dejar de recomendar para quien aún no te conozca que no deje de entrar  en tu página y desde luego, en tu blog "Darle a la lengua".

Y como colofón a mi regalo y emulando a nuestro amigo común Fernando Trujillo que ya te regala un poema yo quiero compartir contigo este que me encanta
PALABRAS
A veces huyo
por intricados caminos
construidos de palabras,
que me llevan
a los páramos de nadie.
Durante breves momentos
tiendo este precario puente
hacia los otros,
con las palabras
que me crecen como ramas
en la boca,
y me sacan de mi silueta
de animal desnudo.
Desde esta orilla solitaria
agito mis palabras mínimas
como banderas blancas
entregadas a un sueño,
y por algún tiempo
logro fugarme
en las palabras,
hermosas
como estrellas antiquísimas.

Carmen Matute

martes, mayo 24, 2016

II Encuentro abierto de Conspiración educativa

Segovia está muy lejos de Almería, pero aún así cuando Patricia nos pidió a Sofía y a mi que participáramos en el II Encuentro de Conspiración Educativa que organizan en Segovia, me pareció que la idea bien merecía el esfuerzo.
Me ha encantado compartir tiempo y espacio con un montón de personas que andan conspirando para hacer del mundo un lugar mejor.
Julio Rogero nos invitó a tomar conciencia de nuestro papel como agentes de cambio social y nos regaló una reflexión dura y realista sobre lo poco pública que es cierta escuela pública y la necesidad urgente de emprender un cambio hacia una escuela del pueblo solidaria, laica, científica, liberadora...
Julio cambió la palabra conspiración por la palabra "con-pasión",  para poder construir de forma colectiva una nueva educación.
Definió la evaluación tal y cómo la andamos entendiendo últimamente y esa fiebre de pruebas externas como uno de los instrumentos de esclavitud más grandes.
Conspiración, con-pasión, inspiración, insumisión..., palabras que nos invitan al cambio, al movimiento, a la búsqueda de alianzas, palabras que abren caminos y esperanzas. ¡Gracias Julio!
Después El colectivo  "Granoller en transición" nos invitó a impulsar la educación medioambiental, sobre todo por un "asunto de urgencia" y nos contaros algunas de las experiencias que están empezando a llevar a cabo.
Rosa Gisbert, directora de la escuela "Doctor Robert Camprodón" con su charla nos paseó por su plan del entorno educativo y la importancia de "la tribu" para educar a nuestras niñas y niños.
También las familias tuvieron su hueco en el encuentro a través de Jose Luis Pazos de FEDAMPA Segovia que nos desgranó muchas razones para conspirar de forma conjunta.
La parte amena de la jornada se la dejaron a Mario San Miguel, que supo hacernos reir y emocionarnos y que nos dijo sin palabras que lo grande de las personas no está en lo que se ve.
Pero si todo eso fue interesante , no lo fue menos desvirtualizar a personas a las que sigo y admiro a través de las redes y encontrar que son fantásticas a nivel profesional y mucho más a nivel humano.
Me encantaron los abrazos a Garbiñe Larralde y a Ramón Besonias y me inyectaron el gusanillo de volver a dibujar y a adentrarme en eso del Visual Thinking, sobre todo viendo la forma tan genial en que son capaces de resumir y recoger lo importante mezclando letras y dibujos como elementos de un nuevo lenguaje que llega más rápido no solo al cerebro, también al corazón, podéis verlo todo en el blog del proyecto "No me cuentes historias, dibújamelas" del que nos hicieron partícipes también en las Jornadas.
Me encantó conocer a Jesús Hernández @jhergony de "Crea y Aprende con Laura" y como no, volver a abrazar a @carmeniglesiab, @JLBracamonte, @londones@manueljesusF que fue como tener un trocito de EABE de cine cerca.
A mi me pidieron que contara como trabajo la inclusión dentro de mi aula y aunque luché contra el hambre del auditorio porque les robé parte de la hora del almuerzo tengo que agradecer que me escucharan hasta el final y que pudieramos después compartir  impresiones durante la comida.
Podría resumir lo que conté en mi espacio pero lo han hecho de forma tan fantástica Ramón y Garbiñe que lo voy a hacer apropiándome de sus sketchnotes:







Os dejo también la presentación que preparé:






sábado, mayo 07, 2016

Pensar sobre lo que aprendemos



Nos preocupamos mucho de que nuestras niñas y nuestros niños aprendan pero tal vez no tanto de que sean conscientes de lo que aprenden.
Tal vez si hiciéramos esa reflexión en grupo de vez en cuando cambiaríamos muchas más cosas de las que cambiamos en la escuela.
Recuerdo el momento profesional en el que yo empecé también a ser consciente de la importancia de ese tipo de reflexiones.
Fue hace unos 20 años cuando desde la Universidad de Almería se me invitó a participar en un proyecto de investigación sobre "Autorregulación del aprendizaje en el aula"
En aquel momento de mi vida profesional, yo estaba inmersa en un proceso de cambio metodológico en el que la planificación de mi trabajo intentaba que girase en torno al diseño de actividades en las que el alumnado tuviera que, "hacer, investigar, analizar, reflexionar..., sobre los contenidos", pero no me había "preocupado" de esa otra parte tan importante que era el buscar modos y momentos en los que el alumnado tomase conciencia de sus propios aprendizajes y el modo en que llega a ellos.
La palabra "metacognición" entró en mi vida y desde entonces supone una continua preocupación como docente encontrar modos en que mis canijas y canijos sean cada vez más conscientes de qué y cómo se apropian del conocimiento.
Además me he ido dando cuenta que es un modo muy interesante de "explicar", ya que cuando verbalizan en voz alta como "han aprendido a hacer algo, las estrategias que utilizan o lo que pasa en su cabeza para..." ayudan enormemente al resto de la clase a entender o llegar a comprender mejor ciertas situaciones.
También les ayuda a darse cuenta de que tenemos muchos caminos para llegar a un mismo sitio y por lo tanto es cuestión de tener paciencia y no rendirse ante el primer intento.
Una de las ocasiones en las que nos detenemos a pensar en nuestros aprendizajes es cuando acabamos un turno de rincones, dedicamos un tiempo para reflexionar sobre lo que hemos aprendido en cada uno de ellos y hacer propuestas de mejora e incluso propuestas de nuevos rincones.
Me encanta ver cómo van siendo capaces de ver diferentes aspectos del aprendizaje y valorando circunstancias que les ayudan a crecer de forma global .
El resultado del último turno del mes de abril lo podéis ver en nuestro blog de aula "Gnomitas y Gnomitos" ha sido como siempre interesante y nos ha ayudado a sacar algunas conclusiones importantes.
Nos damos cuenta de forma conjunta que los contenidos son de lenguaje o matemáticas o geografía o ciencia, pero también como están creciendo como personas y aprendiendo competencias sociales importantes como tener paciencia, respetar a los demás, que no hay que ganar siempre.
A mi me sirve un montón para darme cuenta que aprendizajes de los que yo pretendía realmente calaron y cuales no y por lo tanto a reorganizar el modo en que les hago propuestas de trabajo.
Me encanta que ellos van también haciendo propuestas interesantes y algunos de los rincones como el de geografía son propuestos por el grupo y les resultan realmente apasionantes.
También me ayuda a recordar algo que sé, pero que con la velocidad del aula a veces cae en el olvido, es muy importante que el grupo conozca cuales son los objetivos que pretendemos cuando estamos haciendo una actividad en el aula. En el caso de los rincones lo veo muy claro cuando al revisar que han aprendido no son capaces de encontrar una idea que se relacione con lo que yo precisamente me había planteado como objetivo de aprendizaje. También es un modo de ayudarle a observar mejor esa autorregulación propia de lo que están asimilando.
Por supuesto, es importante que aprendan a ver las dificultades, los errores y busquen maneras de corregirlos o salvarlos. Por ejemplo, en el rincón de robótica, se han acabado dando cuenta que la rapidez y la seguridad que algunas y algunos tienen al montar les han llevado a obviar las instrucciones, lo que les ha llevado a cometer errores que no les dejaron acabar a tiempo. La conclusión propia de que han aprendido a tener paciencia y a seguir los pasos de las instrucciones para mejorar el trabajo del grupo, asegura que en las siguientes ocasiones lo hagan realmente. Un aprendizaje que aparece desde la reflexión individual, pero también desde la responsabilidad con el grupo, ya que las prisas de uno solo, pueden representar el fracaso de todo el grupo.





sábado, abril 09, 2016

Doble docencia, apoyos y otras zarandajas




El viernes pasado se fue "nuestra Cati" la alumna del Prácticum de magisterio de tercero a la que echamos muchísimo de menos y estos días estoy siendo más consciente de algo que ya era:  dos personas adultas en un aula son un recurso maravilloso.
Entre unas prácticas y otras, he tenido alguien en clase casi todo el curso y eso ayuda a poder organizar mejor cualquier tipo de trabajo.
Claro está, que es maravilloso si las dos personas comparten además una misma filosofía de la educación y una buena preparación. Yo he tenido la suerte de tener ambas cosas en todas las personas que han pasado por mi aula.
Aunque esta situación no sea realmente una doble docencia, supone una posibilidad maravillosa de llegar mejor a todo el alumnado y apoyar el trabajo con pequeños grupos y tener la capacidad de escucharles y conocer mejor sus necesidades.
Porque en definitiva, de eso se trata, de que busquemos soluciones dentro del grupo y no fuera.
Sin embargo, es una lucha extenuante y son pocas las personas que se dedican a la educación y que lo tienen claro, a pesar de que la normativa si lo contempla.
¿Que ocurre entonces, para que el profesorado sea tan reacio a que se realice ese apoyo dentro del aula, a pesar de la normativa? ¿Que ocurre para que tampoco los equipos de orientación ni la inspección educativa hagan una bandera de algo tan importante?
Claro, que tener a una persona de apoyo en el aula tampoco es garantía de inclusión del alumnado con dificultades, que entre alguien en clase y se siente al lado siempre de los mismos niños o niñas para hacer un trabajo diferente o con suerte apoyar el trabajo individual que hacen el resto de la clase no es para nada un buen modelo de apoyo inclusivo.
Un apoyo inclusivo es aprovechar la presencia de adultos extra para realizar trabajos en colaboración con otros, tareas que impliquen un grado de dificultad para todo el grupo y por lo tanto potencialmente mucho más enriquecedoras, actividades en las que necesitamos hacer cosas complejas y donde la persona que acompaña al grupo sabe guiar caminos, no dar lecciones.
A veces las familias nos pueden ayudar en ese tipo de tareas y eso las convierte en más cercanas y más capaces de entender nuestro trabajo. Y como ya he dicho, el alumnado del prácticum de magisterio es un recurso estupendo: en  nuestro rincón último de medidas todos los grupos pudieron trabajar conceptos de una cierta dificultad gracias a la mediación de una maestra solo con grupos de cuatro y en esos grupos no hacía falta distinguir a nadie y toda la clase tuvo una atención individualizada.
Pero no podemos olvidar que eso son recursos temporales o voluntarios y que la administración educativa tiene una responsabilidad tremenda con esas niñas y niños que tienen dificultades de aprendizaje y a quienes cada vez está dando la espalda.
Los apoyos en el aula están cada vez más supeditados a las bajas del profesorado, que también cada vez más carga con la responsabilidad de pensar que hasta ponerse enfermo es un delito.
Necesitamos que alguien con un cierto grado de sensatez comprenda que el apoyo del alumnado y las bajas del profesorado deben de ir por caminos distintos, que docentes y criaturas tienen derechos y que no se pueden machacar los de unos cargándolos sobre la espalda y la conciencia de otros.
Es vergonzoso que bajas incluso de larga duración se cubran con profesorado de apoyo perdiendo las niñas y los niños el derecho a una atención mejor y más individualizada.
Necesitamos menos dinero en pruebas, o en programitas que hagan programaciones de 50 folios...,  y más dinero en recursos humanos.
También necesitamos profesorado preparado en gestionar aprendizajes por descubrimiento, en enseñar partiendo del error, en saber hacer preguntas que hagan pensar y en eso, he tenido la suerte de ver, que el futuro nos depara grandes docentes, si los dejan llegar a las aulas, que el sistema de acceso, también es para "echarle un rato".
Estoy segura que si ponemos el énfasis en las necesidades reales de todas las niñas y todos los niños sin excluir a nadie conseguiremos que casos como el que recoge estos días la prensa en el Rincón de la Victoria de Málaga no llegarían a producirse y no solo conseguiríamos mejorar la educación del alumnado con algún tipo de necesidad especial, sino también del resto del alumnado que aprende no de "las lecciones con moralina que oye" sino de las situaciones reales que vive y que crecería rodeado de una comunidad educativa que respeta los derechos de todas las personas sin importar su inteligencia o capacidad en cualquier otro ámbito.
Necesitamos escuelas abiertas, y para nada escolarizaciones al margen de la institución escolar y últimamente los pasos hacia la segregación de los más débiles crecen tristemente a pasos agigantados.