domingo, marzo 12, 2017

IV Jornadas de Escuela Moderna y Comunidades de Aprendizaje




En formación no todo funciona, sin embargo las Jornadas de Escuela Moderna y Comunidades de Aprendizaje llevan ya una cuarta edición y cada año con más participación y entusiasmo de las personas que asisten.
Unas jornadas que se celebran en fin de semana y atraen a más de 200 personas, dispuestas a invertir un día soleado almeriense en un centro escolar aprendiendo modos de mejorar la educación, deberían hacernos reflexionar sobre cómo se consigue que la gente se acerque a la formación en mayor número cada año.
Son unas jornadas organizadas por un grupo de personas entusiastas y convencidas de que otra educación es posible desde diferentes ámbitos relacionados con la comunidad educativa (Utopía y Educación, MCEP, Liga Española  de la Educación, USTEA, CGT, CCOO, FAPACE).
Cuando le ponemos caras a estas personas que montan este maravilloso evento, vemos que son muchas y todas ellas con una trayectoria educativa que consigue que quienes les conocemos estemos convencidos de que lo que vamos a ver, escuchar o hacer tiene seguro el sello de práctica educativa inclusiva con apertura a la comunidad y respeto absoluto por la infancia y la juventud.
El ambiente además es fantástico, un bullicio y un ir y venir de risas, de saludos, de abrazos de ganas de abarcar más de lo que se puede en un par de días de jornadas.
Talleres, buenas prácticas y un marco teórico con la conferencia inicial,se unen a espacios de reflexión y evaluación de lo aprendido con los "claustros que molan" y las asambleas.
Un riquísima paella compartida en el patio es otra ocasión de más saludos, abrazos, encuentros entrañables y la posibilidad de conocer y contactar con gente nueva con la que te entiendes a nivel profesional.
A nadie le pagan por organizarlas, son puro y duro voluntariado, pero tienen una calidad tremenda porque quienes andan detrás de ellas creen que urge cambiar la escuela y que solo puede hacerse desde el poder moral de quienes ya la están cambiando día a día con esfuerzo y con entusiasmo.
Yo tengo la suerte de ser amiga de algunas de estas gentes y poder aprender de ellas y de que cada año cuenten conmigo para aportar mi granito de arena. Este año ha sido con un taller sobre aprendizaje cooperativo "Atención ruido productivo, enredados cooperando" en el que he disfrutado mucho gracias a la gente que he compartido el taller.
Aunque dos horas es muy poquito tiempo hemos podido reflexionar en grupo sobre algunos aspectos importantes y fundamentales para trabajar de forma cooperativa dentro del aula.
Tengo que decir que es un taller al que además le tengo mucho cariño porque es una adaptación en breve de unas jornadas maravillosas en las que puede participar el verano pasado junto con Fernando Trujillo y el superequipo de Conecta 13 expandida y en el que aprendí un montón.
Os dejo la presentación que utilicé para el taller y algunas de las fotos





jueves, enero 12, 2017

La belleza del Caos






"Cuanto más grande es el caos, más cerca está la solución"
                                                                                                                   (Proverbio chino)                                                 

Tengo que confesar que después de más de treinta años de maestra aún no he aprendido a planificar un día en que hagamos todo lo que yo me he propuesto hacer y además todos al unísono. Siempre nos quedan cosas por terminar. Lo peor de esto es que además a cada cual le va quedando una cosa diferente y al final, tengo que encontrar cuando un grupo acaba la exposición y el otro la noticia, mientras encuentro el momento para sentarme con los que no han inventado bien los problemas sobre el calendario del huerto y hacerlo mientras el resto tiene un trabajo productivo.
¿La solución? Ir aprendiendo a disfrutar del caos, a que no te importe demasiado y a parar de vez en cuando para comprobar la gran cantidad de cosas maravillosas que van sucediendo a tu alrededor mientras tú vas navegando por ese universo de desorden.

"El caos es un orden sin descifrar" 
                                           (Saramago)

De vez en cuando, si tienes la mente abierta, puedes atisbar algunas de esas reglas tan maravillosas que rigen el verdadero secreto del aprendizaje, aunque como hoy, no sepas muy bien explicarlas.


"Es preciso llevar dentro de uno mismo un caos para poder poner en el mundo una estrella"
                                                                                                                     (Friedrich Nietzsche)

Mis niñas y mis niños llenan a diario el universo de estrellas y algunos días, como hoy, tengo la gran suerte de darme cuenta de que lo están haciendo:
No me he sentado con el grupo en el desayuno, le he pedido  a nuestro práctico Pepe que se siente en el corro mientras Guille y Adriana nos presentaban ilusionados dos libros que han traído de casa.
Mientras me he ido ocupando de encender y organizar los ordenadores para poder continuar con las presentaciones de las exposiciones orales que se nos quedaron colgadas el trimestre pasado y de buscar imágenes de cuadros de Goya porque Pablo lo ha pedido como pintor para su "Carpeta de cumpleaños".
El libro de Adriana era de arte y Pepe les ha preguntado si conocían a uno  de los pintores, enseguida casi a coro he oído el nombre de Van Gogh. -¿Reconocéis algún cuadro?, también, de momento, he ecuchado a coro: - la noche estrellada. 
He vuelto a desconectar, solo unos segundos, hasta que me he dado cuenta que la charla del desayuno había derivado hacia Leonardo Da Vinci, del que decían que era artista y científico, y junto con Pepe han ido viendo museos donde estaban algunos cuadros.
Mientras yo abría carpetas y organizaba trabajo para los grupos, sonaban en mis oídos palabras como: Renacimiento, Botichelli, Museo del Prado, Mona Lisa, Museo del Louvre...
He disfrutado un ratito más de la cuenta porque me daba pena romper el momento con el pragmático e insulso "se acabó el desayuno, a trabajar".


El hombre de cabeza clara es el que nunca sabe lo que es mejor ni lo que se ha de hacer en un caso determinado, que sabe que no lo sabe, que no lo disimula y entra tranquilo en la vida como entraría en el caos quien supiera que no existe otra cosa y que del caos puede salir todo.
                                                                                             (José Ortega y Gasset)

Hemos hecho líneas del tiempo diversas, con reglas, sin ellas, contando con dedos o centímetros, mientras unos ensayaban su exposición y otros     la presentación de la suya, 
Pepe me ha preguntado: .- ¿Si lo hacen mal le digo como tienen que hacerlo? 
.-Mejor si se dan cuenta a través de tus preguntas. Me digo que será un buen maestro porque lo ha entendido enseguida, bueno, en realidad, lo sabía.
Y yo de un lado a otro:
.- ¿Son iguales los trocitos de 3 años que los de 15?
.- ¿Eso sirve para el guión?
.- Ensayamos un poquito.
.- ...
Y alrededor charlas, risas, trabajos:
.- Se nos ha ido la presentación.
.- Ya hemos acabado.
.- "Seño" mejor ensayamos un poco más esta tarde en casa y mañana nos sale mejor.
.- Si contamos los centímetros de la regla no nos cabe en el folio.
.- ...


"Todos los descubrimientos verdaderos surgen del caos, son resultado de dirigirse hacia lo que parece incorrecto, ridículo y tonto".
                                         (Chuck Palahniuk)

Después el recreo, remover la tierra del huerto, subir, relajarnos y los rincones y de nuevo el caos:
El equipo de Scratch que no se acuerda de como mover a los personajes y pide ayuda, Carlos se ofrece a acudir cuando lo necesiten.
Las semillas con la lupa los tenían absortos y por si faltaba algo el microscopio que le han regalado los Reyes a Jose nos ha dejado ver unas cosas preciosas en el pétalo de una flor.
El equipo del rincón de experimentos emocionados con las limaduras de hierro y los imanes, solo querían hacer dibujos con ellas y ver el modo de llevarse algo a casa: .- ¿Los imanes se pueden comprar? .- Claro. .- ¿Y esto también? .- Supongo. Y ya me los imagino llegando a casa y pidiendo rápidamente que les compren ambas cosas "ya".
Los juegos de Pepe los han emocionado y estaban superconcentrados pero superruidosos. Los del huerto han tardado un poco más de tiempo en encontrar las hojas con las formas que decía el libro porque seguro que entre lobuladas, palmeadas y aciculares han echado un rato de risas.



"La normalidad es una ilusión, lo que es normal para una araña, es el caos para una mosca"
                                                                                                                            (Morticia Adams)


Y al final del todo, casi a la hora de salir y un poco impotente porque con la emoción de las actividades, no podía conseguir que dejaran de hacer lo que estaban haciendo para recoger los rincones, hemos escuchado la lectura del equipo de la biblioteca "Blancanieves y los siete enanos" del libro de Roald Dahl "Cuentos en verso para niños perversos".
Lo han ensayado fuera del aula y al entrar venían emocionados diciéndome: .- Seño ya verás lo bien que lo hace Juanfran.
Por fin silencio, todos lo han leído genial, pero cuando ha leído Juanfran efectivamente nos ha removido a toda la clase, ha sido hermoso, brillante, divertido, ingenioso, genial, excelente. 
Hemos aplaudido con emoción y entusiasmo, aunque no habían acabado.
Ha sonado la música para salir, pero nadie tenía prisa por irse y todos querían seguir escuchando la lectura.
.- Lo acabamos mañana que las mamis y los papis están esperando.
.- Noooooooo seguimos, por favor, por favor, seguimos.
Los he dejado con las ganas.
De camino a casa iba feliz como una enana, porque ha sido un día fascinante y por que a partir de mañana todos van a poner el alma en leer de la manera más fantástica posible.


"El simple aleteo de una mariposa puede provocar un tsunami al otro lado del mundo" 
                                                                                                                     (Teoría del caos)