miércoles, diciembre 31, 2014

Nunca dejé de escribir





Solo diez entradas en 2014, no salgo ni a una por mes. Me da penilla tenerte tan abandonado, sobre todo porque fue gracias a tí que yo me atreví a escribir en público. ¡y me gusta!
Al principio no sabía que contar, ¡¡tardé tres años en coger carrerilla!! y es que me costaba mucho pensar que otros podían leerme. 2010 fue la "repera", 98 entradas.
He perdido el miedo a escribir y he descubierto que es mi asignatura pendiente.
¿Sabes? mientras conducía o limpiaba, o estaba en la cama a duermevela he escrito muchas cosas para tí que luego no he tenido tiempo de contarte.
Pero no he dejado de pasar por aquí porque no escriba, sino porque ahora he encontrado muchos otros lugares donde hacerlo.
Abrir mi primer blog de aula "Estrellas de Primero" fue toda una experiencia fantástica al volver al cole después de ocho años de asesoría en el CEP donde ya también había encontrado un huequillo interesante con otras personas para compartir experiencias interesantes "Aprender hablando", que se ha convertido en uno de mis lugares de escritura más entrañables.
Este año, mi nuevo blog de aula "Gnomitas y Gnomitos" tiene doble de encanto, ya que me permite abrir la puerta de mi aula y también que en algunas de las entradas ya me va ayudando mi zagalería.
Pero también han ido apareciendo otros lugares.
Me topé con "Palabras azules" y me pareció un proyecto apasionante, allí he dejado algunas de mis publicaciones sobre la escritura. Sobre todo, es un baúl cargado de ideas originales al que siempre puedo recurrir.
En marzo, me encantó participar en el blog "Escuelas en red" con la experiencia de mi primer huerto escolar, aunque después de enviársela, me pareció genial como Rodrigo J. García le dio forma y la contó en el blog, un lugar fantástico que desde que lo conocí, es para mi un referente para acercarme a experiencias impresionantes que publicitadas en un medio de comunicación importante, muestran una escuela maravillosa, con fuerza, innovadora, que emociona...
Más adelante por culpa de mi amigo Jose Luis Castillo, me vi envuelta en una aventura que me resultó apasionante, Jose Manuel Martos me pidió que contara mi historia de aprendizaje en su blog "Voces de aprendizaje", así "Maestra de a poquito" se convirtió en todo un ejercicio de memoria y un saborear la escritura, volviendo a lugares casi perdidos en mi memoria. ¡Cuanto disfruté revisando fotos!
También por culpa de otro amigo y maestro, Fernando Trujillo, me vi envuelta en otra crónica en el blog "EvaluAcción", después de vivir una última aventurilla evaluativa con mis criaturillas: hacer de forma conjunta una rúbrica para evaluar los rincones de trabajo.
También esta Navidad he estado inmersa en otro relato para la Revista Aula sobre Competencia Lingüística que acabo de mandar hace un par de días.
Ya ves que aún pasando poco por aquí no he abandonado el vicio de narrar, y como propósito de año nuevo ya ando pensando contarte algunas de mis historias.





4 comentarios:

Marta Máster dijo...

Hola: un post muy bonito. Escribes muy bien. Ya leo que colaboras en muchos blogs...me alegro que en este año que se acaba llegar a tu blog porque así en el 2015 seguiré leyéndote. Feliz Año.

Carmen Cañabate dijo...

Muchas gracias, Marta y bienvenida, seguro que podemos compartir aprendizajes.

Maria Jesus Lopez Carrillo dijo...

Carmen llegas al corazon....tu voz no es poca aqui....es que esta en muchas partes....es bueno que otros sepan lo que los demas disfrutamos con tus palabras

Carmen Cañabate dijo...

Gracias Mª Jesús por acercarte y comentar, tengo mucha suerte de teneros cerca y poder aprender con vosotras.