viernes, junio 12, 2009

Yo conoci un caballo que se alimentaba de jardines

La narración oral es una herramienta muy interesante que está poco aprovechada en la escuela.
Entre todas las manifestaciones artísticas tradicionales, la narración oral consigue estimular nuestra imaginación, consigue transportarnos a mundos imaginarios, a lugares de ensueño.
Una buena narración oral consigue adentrarse en nosotros abrazarnos y susurrarnos al oído historias maravillosas, consigue a veces sanar el alma.
Deberíamos recuperar para nuestras aulas la narración oral como parte de nuestra programación y de nuestra actividad cotidiana.
Contemos a menudo nosotros, que cuenten las niñas y los niños, que cuenten las familias y como siempre tambien las tecnologías pueden ayudar a que grandes historias narradas lleguen a nuestras aulas