lunes, agosto 01, 2022

Oda a la escoba



El verano es un tiempo espacios nuevos, a veces sin salir de casa. Un tiempo de romper rutinas, de esconderse del calor en un refresco, en una siesta o haciendo un poco el vago.

Mi amiga-hermana María José desde hace unos años desaparece en un lugar apartado y apacible de la sierra granadina donde disfruta de la compañía de su padre, un regalo mutuo en el que conjugan el reencuentro con los recuerdos y el disfrute del momento.

Durante su "retiro" cada mañana nos enviamos un  mensaje y algunos días ella nos regala un poema, a veces yo me atrevo con otro a pesar de mi escaso talento poético. Pero lo más importante es que nos reímos y a veces nos emocionamos. Nos gusta jugar con los versos y disfrutar del lenguaje a la par que abrazamos nuestras risas y nuestras lágrimas.

Ya se ha convertido en un juego, ella envía y yo respondo y después echamos unas risas que nos acercan en la distancia.

Hoy le respondí que no vendrían a mi las musas porque decidí dedicar el día a la limpieza. Ella me respondió con unas risas y me dijo: - Pues una oda a la escoba. 

Si te regalan una idea debes aprovecharla y desatendiendo por un rato el sudor de la susodicha, me abandoné a las palabras y con una sonrisa le devolví lo que estaba esperando.

Y casualidades de la vida, hoy alguien en twitter me recordó que una bruja que se precie debe de tener su escoba.

Lo mejor de todo, que todo esto me recuerda lo sana que es la risa.


ODA A LA ESCOBA

Aeronave de brujas.

Quimérica espada de niños que sueñan

batallas de hadas para salvar princesas

que no necesitan ser rescatadas.

Artilugio que expulsa magias abominables.

Protectora secreta de huéspedes aburridos.

Amiga eterna de manos humildes.

Atada a tu origen, pegada a la tierra yerma

de ramajes groseros y toscos,

no pierdes los sueños.

Hechicera agreste escondida entre la mugre,

atisbas segura la mano de bruja,

los ojos de niño,

el hastío o el daño acechando tu nido,

y rauda transformas tu existencia modesta

en poderoso encantamiento.


miércoles, mayo 25, 2022

PUERTAS ABIERTAS



Ayer acabé la última de las formaciones a las que me han invitado este curso. Casi todas ellas en torno a  aprendizaje de la lectura y la escritura a través de los textos, de PLC y bibliotecas escolares.
La formación permanente es fundamental para la carrera docente y para mí ha sido siempre una alegría participar en ella aportando el granito de arena de mi experiencia por si a alguien le podía resultar útil. 
En todos los casos he podido ver gente fantástica colaborando, preguntando, dudando e intentando mejorar su práctica docente y compartiendo prácticas muy interesantes. ¡Siempre me emociona!
He tenido la suerte de que al menos en tres de esos procesos hayamos podido disfrutar de una última sesión presencial. Al final todas y todos hemos estado de acuerdo en que había sido genial esa posibilidad. Aprender de otros y con otros siempre es más rico cuando además de la palabra, interviene la corporeidad, la mirada, ese participar que te muestra la reacción de las otras personas con las que estás compartiendo.
Una de ellas ha sido un curso con seguimiento para infantil y primer ciclo de primaria en el CEP de Lebrija con un grupo de profes entusiasta y con ganas de seguir aprendiendo sobre como nuestro alumnado más pequeñajo es capaz de abordar la lectura y escritura con sentido y pasándoselo genial. Cómo se puede por el camino aprender el código de manera reflexiva, inteligente, en procesos metarreflexivos y sin presión ninguna porque en todo momento se les respeta la etapa en la que se encuentran, lo que implica que todas y todos saben leer y escribir "a su manera" y como diría Freire les acompañamos en su lectura del mundo antes de llegar a la lectura de la palabra.
Las otras dos sesiones presenciales han sido en dos centros muy muy especiales. El "Calasanz"  y "El Gracia" de Málaga.
Dos centros pequeñitos de solo una línea con un profesorado comprometido en el más grade de los sentidos de la palabra y con una dirección que representa un verdadero liderazgo pedagógico.
Estas sesiones presenciales me han permitido conocer los centros que solo paseándolos ya te hablan del entusiasmo alfabetizador que crece en sus aulas, en sus pasillos, en sus patios.
En ambos centros hemos compartido aprendizajes en torno a la competencia lingüística desde un enfoque comunicativo como herramienta para que quepan todas y todos, aprendan a cooperar, a tener más autonomía en los aprendizajes y a mirar el mundo con una mirada inteligente y crítica.
En los dos, las opiniones del alumnado y las familias son muy importantes y tienen las puertas abiertas a la participación con la comunidad.
En "el Gracia" además de la sesión de formación a la mañana siguiente pudimos acompañar parte de su jornada escolar. Es una sensación muy muy especial. Entras y todo tiene vida a todas horas: el patio, los pasillos, las aulas. Es un movimiento constante, pero sereno y un bullicio no silenciosos pero agradable y tan normal como cuando en un parque escuchas el cantar de los pájaros. 
En la biblioteca nos recibió una madre que ordenaba después de una visita y nos contó como disfruta ayudando a organizarla junto con otras tres madres que a lo largo de la semana van al cole para hacer los préstamos.
En las aulas a grupos de niñas y niños trabajando de forma autónoma y algunos adultos (docentes o mamás) trabajando con algunos grupos. También grupos fuera del aula en pequeños rincones con mesas redondas con algún adulto  o jugando en inglés a algún juego...
En el patio un profe de FP de carpintería con su alumnado había venido a poner los remates de madera del arenero o unos bancos para infantil que sirven además de estantería. Todo esto producto de un proceso de colaboración entre el centro de primaria y secundaria.
Al fondo el huerto y en un lateral la vegetación se ha pensado para permitir rincones de juego superentrañables.
Nos propusieron ir al bosque porque esa mañana dos cursos les tocaba salida. Al principio pensé que se trataba de algún parque cercano, pero diez minutos de caminata después descubrí que, efectivamente, Málaga tiene un bosque en medio de la ciudad. Subimos al bosque acompañadas de una mamá y descubrimos lo maravilloso que resulta moverse entre árboles y pequeños barrancos. No hay mejor espacio, ni más divertido para hacer Educación física.
Ni tan solo es una pequeña muestra de lo que pasa en ese cole. Me emociona pensar que he participado un poco de su camino en repensar la mejora de los aprendizajes de su alumnado.
Tengo que dar las gracias porque me han permitido acompañarles en un proceso formativo largo en el que sobre todo nos ha servido planificar, llevar al aula, compartir y reflexionar sobre el trabajo con el alumnado, planteando dudas, dificultades y reflexiones, y por supuesto los logros que han sido muchos.


“Las cosas más grandes y más importantes no existen sin las más pequeñas e insignificantes.”
(Giordano Bruno)



sábado, abril 23, 2022

La magia de los libros



"La lectura no es caminar en las palabras; es tomar el alma de ellas.

(Paulo Freire)


Siempre me gustó leer en voz alta a mis niñas y mis niños. Lo echaba de menos. Pero en estas últimas semanas me llegaron dos invitaciones para unir de nuevo palabras e infancia.

La primera invitación fue de la mano de Cati, jefa de estudios del colegio Rafael Alberti que me invitó junto con Mª José, una apasionada contadora acompañada siempre de su lluvia de colores, la primavera en el pelo, una maleta llena de arte y un Kamishibai mágico que atrapa al auditorio. 

Me sentí un poco pequeña y el miedo escénico se apoderó de mí. El cole estaba inmerso en la Semana del arte y decidimos llevarnos algunos libros de arte para ambientar nuestro espacio de contar. Cuando casi tenía cerrada la selección uno pequeñito se me coló. Cayó del estante delante de mí como avisando "Yo no me puedo quedar aquí" Lo miré y recordé haberlo leído hace tiempo "El mejor libro para aprender a dibujar una vaca". ¡Bueno! - pensé - es divertido y es de dibujo. así que pasó a formar parte de la colección que me llevaba de paseo.



A la hora de contar lo acabé eligiendo por ser divertido, y sobre todo cortito. Sentía que debía acabar pronto y dejar el espacio a ese kamishibai que de la mano de mi amiga-primavera tenía asegurado el embeleso de nuestras pequeñas criaturas.

Pero... ¡Ahhhhh, los libros! tienen vida propia y este pequeñajo de Helène Rice y Ronan Badel me ignoró totalmente a mi y a mi miedo y se mezcló desde el principio con una chiquillería entregada y divertida que se negaba a creer lo que estaba pasando e intentaba entre risas locas hacerme ver lo absurdo de la historia. 

Ayudas por doquier, ideas para evitar lo inevitable, manos volando para ser escuchadas, ojillos chispeantes entre asombrados que me decían ¡qué locura nos cuentas! y risas, risas, risas...Un final divertido y sorprendente en el que queda claro, que yo seguía sin saber dibujar una vaca.

El kamishibai y mi amiga-primavera los relajaron. Las princesas y los castillos los atrapan y ves en ellos que ahora la fascinación está dentro, que sus cabezas están llenas de magia de los reinos de los cuentos.

Antes de irnos, nos llamaron de una clase: - Espera, no te vayas sin pasarte que te han dibujado una vaca. Estaban alborozados pensando que ahora ya me sería más fácil aprender a dibujarla.


 


y... ¿Sabéis? ¡Quien dijo miedo! Yo también he dibujado mi vaca.


La segunda invitación, me la hice yo misma. Ayudando en la preparación de nuestra "Semana del Libro" llegó la hora de pensar en personas que leyeran en nuestro tradicional "Maratón de lecturas" y me ofrecí voluntaria para leer "a mis niñas y mis niños del curso pasado"

Que alegría verles las caras, que emoción oír "SEEEEÑOOOO, ES LA SEÑOOO" cuando me han visto.

Pensando que leerles me venían a la mente muchos de los libros que ya leímos estos años atrás y de repente recordé una historia que me parece preciosa. "El teatro de sombras de Ofelia" .

Es un cuento de Michael Ende, que ahora he visto que está editado solo, pero yo lo leí en un libro que me compré hace muchos años "Los mejores cuentos de Michael Ende" y ese es el que me acompañó en la lectura.

"El Teatro de Sombras de Ofelia" es un pequeño texto que nos conduce por la vida de Ofelia, una niña adorable que soñaba con ser actriz, una mujer felizmente pequeña que sin ser actriz vivió como nadie el teatro y una anciana capaz de regalarnos los mejores y mas dulces sentimientos. Y las sombras... Es un cuento que te seduce desde el inicio.

Ofelia obró el encanto y con los ojos muy abiertos, su corazón se fue llenando de magia, la magia de las historias bien hechas, el embrujo de las palabras bien engarzadas, la seducción del arte de los grandes relatos.


Todas las personas mayores fueron al principio niños. (Aunque pocas de ellas lo recuerdan)

(El Principito)


Os dejo los libros de los que os he hablado:
















lunes, marzo 07, 2022

8 DE MARZO: DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER



A veces los "Días de..." acaban ayudando poco, sobre todo, para quienes no se lo toman en serio. En realidad, cualquier cosa ayuda poco si quienes tienen que usarla, defenderla o caminarla no creen en ella.

Este año el 8 de marzo tiene como lema "Igualdad de género hoy para un mañana sostenible".

Desde la ONU se nos invita a reflexionar sobre el vínculo entre género, equidad social y cambio climático. Podemos encontrar  un montón de materiales para que nos fabriquemos esas gafas violetas en torno al cambio climático y al cuidado de nuestro planeta y para que trabajemos en nuestras aulas en torno a este "8 de marzo" o en todos los demás "8 de marzos" que son cada uno de los días del curso escolar.

Es un día fundamental también para reflexionar y pensar "a toro pasado" ¿Cómo lo celebramos? ¿Se enteraron nuestras niñas y niños de la verdadera dimensión del problema? ¿Les invitamos a pensar soluciones? ¿Les dejamos espacio para hablar, debatir? ¿escuchamos sus ideas? ¿Les dimos DATOS reales? ¿Les acompañamos en la búsqueda de esos datos? ¿Les enseñamos a mirar su entorno?

Nos jugamos mucho el 8 de marzo, si solo hacemos una fiesta. El 8 de marzo es un día triste, porque en definitiva queremos que deje de tener sentido. PERO LO TIENE, lo tiene mientras no estemos rodeados de personas con formación en igualdad, mientras el profesorado no crea que realmente es necesario educar en igualdad, mientras no se trabaje en nuestros borradores de escritura la mejora del lenguaje para que no sea sexista, mientras no hagamos cada año una secuencia didáctica de análisis del sexismo en los libros de texto, mientras no tengamos otra donde se trabaje a fondo la publicidad que ven a diario, mientras no comparemos la visibilidad de hombres y mujeres del deporte en los medios de comunicación, mientras no hagamos estadísticas con ellos sobre los juegos a que juegan, las películas que ven o qué miembro de su familia va a las tutorías, mientras no introduzcamos la historia de las mujeres que han estado ocultas..., mientras el lenguaje , las matemáticas, las Ciencias Naturales, las Ciencias Sociales, la Artística, la..., estén al servicio de un aprendizaje igualitario y las religiones solo en los templos.

TIENE SENTIDO UN 8 DE MARZO, pero no se lo damos lo que debiéramos y necesitamos hacernos preguntas muy duras ¿Porqué estamos retrocediendo con los adolescentes y la juventud? ¿Qué papel tiene la escuela en todo esto? 

Tenemos materiales, tenemos ideas, tenemos ejemplos de buenas prácticas, todo más al alcance que nunca gracias a "LA RED", tanto que podemos celebrar todos los días el "8 DE MARZO"










domingo, enero 09, 2022

Viajar a la rutina


Desde pequeña me produce un sentimiento especial la vista del mundo tras la ventanilla del coche. Es una  emoción rara mezcla de alegria, tristeza, añoranza, paz…

De pequeña soñaba historias.Ahora paladeo presentes y sueño futuros.

Hoy el paisaje se deslizaba rápido tras la ventanilla en un invierno lleno de árboles desnudos y nubes grisácea.

Cuando el viaje es largo, como ahora, esa magia que es la red nos permite acompañarnos de voces gracias a los podcast. Te da tiempo a escuchar algunos que tenías en espera e incluso a descubrir algunos nuevos.

Hoy aproveché para escuchar “Utopedia. La comunidad de los libros” tenia a medias el  número 7 con Toni Solano. Me encanta esa charla en torno a libros de educación. Creo que no se puede ser docente sin leer sobre educación y las propuestas que nos hacen David Àlvarez, Olvido Andújar y Fernando Trujillo y sus siempre geniales invitados son siempre un seguro de lecturas útiles e interesantes. Los comentarios y reflexiones sobre diferentes aspectos de la educación nos proporcionan una escucha amena e instructiva.

Después me aventuré a buscar sobre poesía porque la tarde parecía pedirlo y de la mano de “La poesía y los poetas” he degustado el capítulo de Rosalía De Castro, una poeta y una poesía que me encanta y que he disfrutado viendo pasar el invierno.

Cenicientas las aguas, los desnudos
árboles y los montes cenicientos;
parda la bruma que los vela y pardas
las nubes que atraviesan por el cielo;
triste, en la tierra, el color gris domina,
¡el color de los viejos!
 
De cuando en cuando de la lluvia el sordo
rumor suena, y el viento
al pasar por el bosque
silba o finge lamentos
tan extraños, tan hondos y dolientes
que parece que llaman por los muertos.
 
Seguido del mastín, que helado tiembla,
el labrador, envuelto
en su capa de juncos, cruza el monte;
el campo está desierto,
y tan sólo en los charcos que negrean
del ancho prado entre el verdor intenso
posa el vuelo la blanca gaviota,
mientras graznan los cuervos.
 
Yo desde mi ventana,
que azotan los airados elementos,
regocijada y pensativa escucho
el discorde concierto
simpático a mi alma...
¡Oh, mi amigo el invierno!,
mil y mil veces bien venido seas,
mi sombrío y adusto compañero.
¿No eres acaso el precursor dichoso
del tibio mayo y del abril risueño?
 
¡Ah, si el invierno triste de la vida,
como tú de las flores y los céfiros,
también precursor fuera de la hermosa
y eterna primavera de mis sueños...!
Rosalía De Castro



 






viernes, diciembre 31, 2021

Adiós 2021



No te salves

de Mario Benedetti

No te quedes inmóvil
al borde del camino
no congeles el júbilo
no quieras con desgana
no te salves ahora
ni nunca
no te salves
no te llenes de calma
no reserves del mundo
sólo un rincón tranquilo
no dejes caer los párpados
pesados como juicios
no te quedes sin labios
no te duermas sin sueño
no te pienses sin sangre
no te juzgues sin tiempo
pero si
pese a todo
no puedes evitarlo
y congelas el júbilo
y quieres con desgana
y te salvas ahora
y te llenas de calma
y reservas del mundo
sólo un rincón tranquilo
y dejas caer los párpados
pesados como juicios
y te secas sin labios
y te duermes sin sueño
y te piensas sin sangre
y te juzgas sin tiempo
y te quedas inmóvil
al borde del camino
y te salvas
entonces
no te quedes conmigo.

Acaba un año muy especial para mí. Empiezo una nueva etapa llena de proyectos que no sé muy bien donde van, pero lo que si sé que no quiero quedarme inmóvil.

2021 ha sido un año interesante. Disfruté a tope (aún con pandemia) de mis churumbeles y "los divertidos retos de 2ºA" sabiendo que era mi última generación de peques en un aula, pero con la seguridad de que de una u otra manera voy a seguir ligada a la educación de los más pequeños, porque no me cabe duda que los primeros años de aprendizaje definen en gran medida nuestro futuro como personas y como sociedad.

Pero para que ellos aprendan mejor quienes tenemos la tarea de conseguirlo necesitamos una buena formación. por eso, la formación inicial es tan importante ya que pone las bases de todo lo que viene después. Creo que debe aportar una buena base teórica con la que justificar posteriormente nuestra tarea, pero también abrir la ventana del deseo del aprendizaje para toda la vida, la gestión de las dudas docentes y las herramientas para la observación y análisis de la realidad de las aulas. El prácticum de  magisterio creo que es una oportunidad poco aprovechada para esa reflexión docente que no siempre se produce en toda su profundidad. 

He tenido experiencias muy positivas de intercambio con profesorado de la Universidad después de estar trabajando en un aula y me parece que igualmente no debería ser una cuestión de "personas" sino una realidad más cotidiana. Además de colaboraciones en el aula me encanta cuando me ofrecen la  mostrar al alumnado de magisterio prácticas reales con las que relacionar la teoría que escuchan en la universidad. En 2021 he podido hablarles de "Investigación en el aula y desarrollo profesional docente" gracias a Domingo Mayor Paredes, un profe al que le tengo un cariño y una admiración especial porque le conocí haciendo un trabajo muy interesante con el CEIP El Puche de transformación del barrio por las niñas y niños del cole, de ahí dio el salto a la facultad de educación y su bagaje se nota e importa mucho. Su implicación y creencia firme en la comunidad educadora me emociona. Me gustó el tema porque me hizo repensar mi recorrido profesional y de que modo, mi experiencia en la escuela, mi formación permanente y mi relación con la universidad, me han ido llevando a la conclusión de que investigar en el aula es una necesidad para crecer como docente. También he ido a hablar de ABP con una maestra-profe que admiro sobre manera, Catalina Barragán y desde la universidad de Sevilla Soledad García profesora de didáctica me pidió que les diera una charla al alumnado de Magisterio y me hizo mucha ilusión compartir  mi experiencia en "un aula como espacio en movimiento". Habían llegado a mi a través de la entrevista que "Esther y Edu" me hicieron para la Revista Márgenes de la Universidad de Málaga: "Ser maestra en Compañía". A Esther Caparrós y Eduardo Sierra los conocí cuando trabajaban en la Universidad de Almería y además de compartir ideas de lo que debería ser la educación, tuve la suerte de que Edu me acompañara en el aula durante un día a la semana algunos meses, creo que situaciones como esa deberían de ser más comunes en nuestros coles. Otra colaboración con la UAL que he disfrutado muchísimo han sido las jornadas "Repensar la obra crítica de Paulo Freire", ¡gracias Teresa García! por contar conmigo, esta petición me hizo releer a Freire y mirarlo con los ojos de una maestra que termina ciclo y supuso en mi una mezcla grande de emociones que tengo pendiente compartir en mi blog, si al final el tiempo me deja. Su alfabetización liberadora se materializa más que nunca cuando veo a las criaturas de infantil y primer ciclo que pueden acceder a leer y escribir con sentido "leyendo y escribiendo el mundo".

También la formación permanente ha ocupado parte de este año en mi vida y así he colaborado con el CEP  de Sevilla con el que organizamos el curso "Mil maneras de expresar...,  mil maneras de comprender" y en mayo en las "I Jornadas de lenguas y Literatura", En el CEP de Córdoba en el curso  "Animación a la lectoescritura y dinamización de la biblioteca escolar". Más cerquita, en el CEP de Almería tuve la oportunidad de participar en las Jornadas de PLC y Comunica.

Me encanta participar en el equipo de redacción  de la Revista Libro Abierto donde tengo la suerte de aprender del trabajo de las bibliotecas escolares andaluzas y de ayudar a difundir las buenas prácticas que cada vez más podemos encontrar en nuestros coles.

Bibliotecas, ABP, competencia lingüística... y no me olvido de  las "mates" el curso pasado en el cole fue nuestra apuesta de autoformación y cada vez más crecen nuestras secuencias matemáticas (calendario, los materiales del cole, las medidas de la salud, la distribución del huerto... ) y ha crecido nuestra capacidad de planificar problemas matemáticos relacionados con los proyectos. Siempre queda mucho por recorrer, pero es bueno aunarlo con mirar hacia atrás y felicitarse por lo conseguido.

A pesar del trabajazo y el tiempo dedicado, ha sido todo un reto que he disfrutado el de haber formado parte de un equipo de lujo en la elaboración del nuevo currículum de Lengua.

Con  Conecta 13  también he tenido la suerte de compartir una formación sobre ABP en junio. Son una gente fantástica a la que quiero y admiro. Estar junto a este "grupazo" es aprender aún más y además disfrutar. Sus ideas, trabajos y recursos son una herramienta de trabajo imprescindible para quienes nos hemos adentrado en el ABP , en el trabajo cooperativo, en la evaluación...

Mi grupo de "Aprender Hablando" sin el que no sería lo que soy, hemos tenido un año duro, pero aún así hemos seguido en la brecha, reuniéndonos por videoconferencia y compartiendo trabajos e ideas en torno a la enseñanza y aprendizaje del lenguaje oral.

Septiembre me regaló mis 4 últimos días de cole en los que pude disfrutar de sentirme una más del claustro, pero a partir de la segunda semana pasé a mi nuevo rol: "voluntaria en la biblioteca" porque no pienso dejarlas así como así. Con horario y calendario flexible, me encanta llegar a la biblioteca y disfrutar de los libros, ayudar a organizarlos y participar en que tomen vida en las aulas y en las manos de las niñas y niños.

Me emociona ver la vidilla de las aulas desde fuera y que me cuenten esas anécdotas que son  verdaderos tratados de pedagogía. En las pequeñas cosas está la clave para conseguir un mundo mejor.  A las personas que no tenemos poder, que somos la mayoría de los seres humanos, nos toca mejorar trocitos de vidas de las que cada día nos rodeamos. Podemos luchar contra la rabia, el engaño, el apocalipsis que algunos pregonan mirando a los ojos de la gente cercana con calor humano, con esperanza, con alegría.

2021 ha sido un año más en un mundo cada vez más maltratado, un año en el que crecen las desigualdades, pero sigue habiendo personas que luchan por conseguir que otras vivan mejor, un año lleno de noticias malas porque las buenas no venden y de gentes cada vez más cansadas porque se dan menos abrazos y los abrazos mejoran la vida de las personas.

Yo lo acabo agradecida, a mi familia maravillosa, a mis mujeres agua, a mis amigas y amigos, a las personas que luchan cada día por hacer un mundo mejor, a quienes, en definitiva, no se quedan inmóviles al borde del camino.

Mi deseo para el nuevo año es que nos rodeemos y cuidemos de las personas que nos ayuden a construir un 2022 del que nos podamos sentir orgullosas.



martes, octubre 05, 2021

El Día Mundial de los y las Docentes y los álbumes de Monstruos



Celebrado anualmente el 5 de octubre desde 1994, el Día Mundial de los Docentes conmemora el aniversario de la suscripción de la Recomendación de la OIT y la UNESCO relativa a la Situación del Personal Docente (1966).

Nunca se me había ocurrido leerlo y hoy “he pasado por allí” y me parece interesante como declaración de intenciones a nivel mundial, aunque parezca que no vivimos en el mejor momento para la educación, sobre todo para la educación pública.

De cualquier modo me ha gustado leer las “Recomendaciones”, aunque solo sea por ver el camino que nos queda por recorrer.

“Debería reconocerse que el progreso de la educación depende en gran parte de la formación y de la competencia del profesorado, así como de las cualidades humanas, pedagógicas y profesionales de cada educador”

Leerlo me ha llevado a repasar mi “día de docente jubilada” que disfruta de la biblioteca de mi cole unos días a la semana. Para empezar, me encanta llegar y escuchar camino de la biblioteca el murmullo de la vida en las aulas y mirar de reojillo esa manera interna de hacer cosas interesantes que se respira en las clases.

Me encantan esas maestras de un lado para otro o sentadas a nivel de sus criaturas compartiendo cada uno de los proyectos que llevan para adelante.

Por el camino, esos pasillos llenos de trabajos ya acabados, pequeñas muestras de la “exposición fotografías por la paz”, ese “universo convertido en arte”, o los carteles publicitarios que avisan de que el proyecto de evaluación inicial “las elecciones” ha llegado a su fin.

Me emociona pensar que cada año comienzan con una muestra viva de democracia y que en ese camino a sus elecciones particulares, las docentes de mi cole, sin que sus criaturas se sientan presionadas, van anotando con diferentes herramientas su nivel de lectura, de escritura, de lenguaje oral, de matemáticas..., para saber cómo ayudar a que mejoren cada uno a su ritmo y sacando lo mejor de si.

Ahora en octubre comenzarán su primera secuencia de PLC y en el primer ciclo va a ser sobre cuentos de monstruos y álbum ilustrado, tiene una pinta maravillosa y estoy segura que me va a encantar escucharlas contar cada paso, cada reflexión de sus niñas y niños y ver al final esos álbumes ilustrados que producen seguro con mucho arte.

Hemos ampliado los fondos de la biblioteca con libros de monstruos y mientras los voy catalogando los disfruto y anticipo sus caras ante algunas historias.

Tengo que dar las gracias mi grupo de wassap “Club del álbum Ilustrado” por sus recomendaciones tan interesantes y a mi amiga María José por acompañarme a la librería Zebras a conseguir el máximo posible de estas sugerencias.

Os comparto los títulos que hemos recopilado y si conocéis más os agradeceremos que nos los recomendéis:

  • Mucho de Sol Ruiz.
  • La extraña visita de Gracia Iglesias y Vicente Cruz.
  • La extraña sorpresa de Gracia Iglesias y Vicente Cruz.
  • Pink Monster de Olga de Dios.
  • Los monstruos también lloran de Guillaume Duprat.
  • Gorilla de Anthony Browwne.
  • Ahora no, Bernardo de David Mckee.
  • Donde viven los monstruos de Maurice Sendak.
  • Los monstruos también se lavan los dientes de Jessica Martinello y Grégoire Mabire.
  • El atlas de los monstruos y fantasmas del mundo de Federica Magrin y Laura Brenlla.
  • Greta la loca de Geert De Kockere y Carll Cneut.
  • La cosa perdida de Shaun Tan.
  • Diablote de Teresa Duran y Elena Val.
  • Juul de Gregie de Maeyer y Koen Vanmechelen.
  • El extraño caso del Dr. Jekyll & Mr. Hyde de Robert Louis Stevenson y Mauro Cascioli.
  • Boom. La guerra de los colores de Ximo Abadía.
  • Dos monstruos de David McKee.
  • Gorilón de Jeanne Willis y Tony Ross.
  • Para esconderse de un monstruo de Gustavo Roldán.
  • ¡A dormir Monstruos! De Ed Vere.
  • El banquete de los monstruos de Emma Yarlett.
  • Yo mataré monstruos por ti de Santi Balmes y Liona.
  • A todos los monstruos les da miedo la oscuridad de Michael Ecoffier y Kris Di Giacomo.
  • Camuñas de Margarita del Mazo y Charlote Pardi.
  • El monstruo del armario existe y te lo voy a demostrar de Antoine Dole y Bruno Salamone.
  • Cómo reconocer a un monstruo de Gustavo Roldan.
  • Monstruosa sorpresa de Édouard Manceau.
  • El Grúfalo de Julia Donalson y Axel Scheffer.
  • Fuera de aquí, horrible monstruo verde de Ed Emberley.
  • La vida de los monstruos de David aceituno y Roger Olmos.
  • Guía de monstros, bestias y seres extraordinarios de Montse Rubio y Severina Malaspina.
  • El gran libro de los monstruos de Pau Clua y Dani Montero.
  • El pavoroso miedo de Estefania Susto de Lefèvre y Gauthier.

De entre todos puede que alguno no sea exactamente un álbum ilustrado, pero investigarán para ver qué los diferencia de los cuentos con muchas ilustraciones y aprovecharán para aprender mucho más sobre lectura y escritura, pero también sobre lectura de imágenes que es una de las asignaturas pendientes de la escuela en este mundo lleno de ellas y de significados muchas veces ocultos y no bien intencionados.

Estoy segura que va a ser una secuencia emocionante y muy rica en aprendizajes de todo tipo.

Uno de los libros que estaban entre los que han llegado esta mañana ha sido “Monstruoso. La ciencia que hay detrás de tus monstruos favoritos” de Carlyn Beccia. No es un álbum ilustrado pero me ha parecido una joya para abrir otros caminos en esta secuencia tan emocionante. Tiene una mezcla de la ciencia tras esos seres fantásticos y parte de la historia de su aparición. Sin duda, se trata de un libro que no puede faltar en una biblioteca.

Para acabar les robo una foto de uno de los rincones donde ya andan trabajando la ilustración y aprovecho para felicitar a todas las docentes que cada día se dejan la piel en sus aulas intentando hacer un mundo mejor.




jueves, septiembre 23, 2021

Leer Iberoamerica Lee 2021

 


Acudí a estas jornadas vestida de una nueva vida de jubilada que quiere seguir disfrutando, compartiendo y participando de cosas que mejoren la educación.

Un encuentro en torno a la lectura convocado tras una pregunta:

¿Existen lectores al margen?

Si escuchar a gente preparada y preocupada por la palabra escrita me suponía todo un lujo, hacerlo en torno a una reflexión tan interesante y tan importante me emocionaba doblemente.

Han sido dos días apasionantes en los que me descubro, una vez más, una enamorada de la voz humana, de la voz que alzan personas comprometidas, que creen en un mundo mejor en el que todas puedan tener derecho a la palabra, a ser escuchadas, a decir y a ser alguien en la construcción de una humanidad mejor.

Muchas ideas y muchos mensajes para seguir adelante en un empeño importante, que la lectura llegue a todo el mundo, que sea accesible, que genere lazos de unión entre personas, que ayude a crear personas críticas, reflexivas..., más humanas.

Me hubiera encantado apuntarlo todo, quedármelo todo, pero preferí escuchar con la tranquilidad que nos proporciona hoy este nuestro mundo tecnológico que nos permite volver a escuchar todo.

Respiramos una mezcla de pesimismo y optimismo en torno a la sociedad actual, por un lado la idea de que somos “ese mundo enfermo que convierte al otro, al distinto a mi, en peligroso” y por otro lado la idea que nos empodera y nos anima a seguir de que “la revolución será educativa o no será”

Se hablo mucho de lectura, de planes de lectura, de las bibliotecas como lugares que son y que deberían ser, de leer qué y cómo y porqué, de lo que es en el siglo XXI el analfabetismo...

Todas las mesas fueron interesantes. Especial “la mesa joven” , esa mesa llena de ideas inteligentes, frescas que nos dan un mensaje de esperanza. Dos blogueras, Kim López y Agustina Cabrera , Mateo Pérez del Club de lectura “Libros Coma Area!” y Dana Elizondo,  una jovencísima Booktuber que nos recomendó leer a Alberto Manguel. ¡Todo un baño de voces limpias y refrescantes!

Anoté montones de ideas que no sería capaz de atribuir a cada una de las personas que me las regaló pero que os invito a que las busquéis entre las charlas en los dos vídeos de las jornadas que podéis ver aquí, porque os va a encantar escucharlas:

“Leer al autor y leerse a si mismo. El texto leído como una conversación.”
“Ser y estar como otro distinto a mi.”
“Somos presos sin ser capaces de ver nuestros barrotes.”
“Leer al otro es importante”
“Las historias sencillas deben existir”
“El runrún de nuestros ancestros”
“No hay libertad en la pobreza”
...

 

“La pasión de la maestra que enseña a leer ”

Esta me pareció mágica por lo que representa y también porque eché en falta en estas jornadas una mirada a la escuela que “enseña a leer”, a la escuela que debe enseñar a leer, a cómo la escuela debe enseñar a leer, a cómo la escuela debe de hacer para que nuestras niñas y nuestros niños amen la lectura, se apropien de ella y descubran esa herramienta poderosa que puede cambiar el mundo. Esa mirada a la escuela tristemente demasiado hacedora de lectoras y lectores al margen, pero también y sobre todo, esa escuela herramienta empoderadora de los márgenes cuando sabe cómo  enseñar a leer.

Invito a que nunca más cuando se hable de lectura falte una buena maestra de infantil que nos muestre “la pasión de la maestra que enseña a leer”

Han sido unas jornadas con mesas en las que se ha leído casi tanto como “oralizado”. Sin duda, para mí entre las lecturas escuchar a Sara Bertran en la mesa “Afueras” fue todo un deleite literario e ideológico que os recomiendo no os perdáis y en el lado de la oralidad, sin duda escuchar a Constantino Bértolo “ese hombre culto que sospecha de la cultura” y que cree que “hay que leer para hacer la revolución” fue muy interesante a la vez que nos regaló su fina ironía.

Me traje tarea a casa, reescuchar las jornadas “de a poquito”, leer la poesía de Violeta Gil y a Matilde Campilho y sin duda a Luiz Ruffato. Seguir a Violeta Gil en el escenario, que nos regaló un final mágico y apoteósico. Seguir más de cerca el blog “Linternas y bosques” https://linternasybosques.com/ de Adolfo Córdoba y leer la cena de los notables de Constantino Bértolo.


martes, junio 22, 2021

Me niego a decir adios




No encuentro palabras a esta sensación tan grande, tan inmensa de agradecimiento. No paro de decir que soy una mujer afortunada, que la vida me ha regalado la suerte de tener un cierto imán para que se acerquen a mí las personas más maravillosas, las más divertidas, las más pasionales, las más inquietas, las más "revolucionarias", entendiendo por revolucionarias a todas esas personas que saben que el mundo se puede cambiar desde abajo, siendo modelos de vida y sin miedo a hacer lo correcto aunque no sea lo más cómodo. Os quiero a todas y cada porque que me habéis enseñado a ser mejor persona.

Hoy ha sido mi último día lectivo. Toda una mañana de juegos divertidos. Se me ha roto la cámara del móvil. ¡Hoy tenía que ser!. Pero de repente, no me ha importado, porque ninguna foto logrará recoger lo que yo veía en sus risas, en sus ojos, en sus cuerpos divertidos bailando el baile del sombrero. Con mucha marcha o con mucha timidez. Me prometí no llorar, pero no he podido cumplir mi promesa.
Mañana recogeré de mi mesa dos bandejas llenas de corazones, cartas, dibujos, más corazones, sobres con las formas más insospechadas llenos de nubes o papelajos mal recortados llenos de te quiero seño, eres la mejor seño o  poemas cortitos llenos de rimas hermosas.

El viernes "mis familias" me enviaron mi regalo de despedida a través de una "mamaestra". Un regalo genial que disfrutaré a tope, acompañado del mejor regalo del mundo, de nuevo esa sensación de ser una mujer afortunada, de recibir tanto, tanto, tanto. De nuevo tengo que decir que he sido una suertuda, siempre las he notado cercanas, he podido contar con ellas y creo que hemos tenido esa conexión especial que da saber que compartíamos la responsabilidad de acompañar un camino de vida, de dejar esas piedrecitas blancas en su mano que les ayudaran a no perderse para que  sepan elegir el mejor camino con la seguridad de que siempre nos tendrán cerca.

Después nuestra comida de fin de curso. ¡Yo no quería "fiesta de jubilación" porque en realidad no lo hago hasta el 4 de septiembre y me da "yuyu" celebrar algo antes de que suceda. ¡me lo habían prometido! Así que entenderé que esto de hoy solo ha sido un anticipo y que tendremos que reencontrarmos más allá del verano. Tengo el mejor colegio del mundo. Somos un gran equipo. 
Myriam Nemirovsky decia que en los ojos de las maestras veía si eran capaces de entender "ese modo de hacer" "esa filosofía de la educación" y yo me voy rodeada de esas miradas. Miradas de grandes profesionales que saben que si algo es valioso en el mundo son las niñas y los niños, lo que sienten, lo que aprenden, lo que  quieren, lo que entienden... Grandes profesionales con capacidad de enseñar y aprender, de escuchar, de abrir las puertas del aula al mundo, de dar alas para que sean capaces de los vuelos más altos.

Releo y nada de lo que he escrito hasta ahora es suficiente, mis palabras no son capaces de describir la inmensidad de mis sentimientos, pero hay una que se acerca: 

¡¡¡¡¡¡GRACIAS!!!!!!!






jueves, diciembre 31, 2020

ADIOS 2020


Tarde y noche repleta de mensajes de felicidad por dejar atrás 2020 y recibir por fin 2021. Al final es el deseo humano de celebrar y de regalar a otros los mejores deseos. Solo eso.

2020 ha sido un año más, en un mundo lleno de otras pandemias, de guerras interminables y millones de personas buscando un lugar cálido y acogedor donde llevar una vida tranquila en otra tierra aparentemente generosa y humana que en realidad, no les quiere, les cierra puertas pero recoge los recursos de los lugares que les vieron nacer.

2020 en realidad ha sido un buen año, un año que nos ha zarandeado y nos ha recordado que no estamos a salvo de nada ni de nadie.

2020 ha sido un año para reinventarnos o para paralizarnos, cada cual elige con la falsa elección de los recursos que te regala la vida.

Ha sido un año más, como lo será 2021. Solo uno más. Y tendremos que dejar de mirar lo que nos señalan los voceros con gritos y destemplanzas para mirar otras direcciones, otros lugares, tal vez donde los gritos ya ni siquiera hacen ruido.

También es tradición resumir el año. Ha sido un año trepidante, a pesar de estar marcado por el confinamiento. Cuando llegó el final de curso, en Junio, tenía la sensación de que habíamos sido capaces de lograr lo imposible y más tarde, cuando leía los dos post que Rodrigo nos dedicó en el País, aún más, me parecía un auténtico logro del que me siento muy orgullosa, en la pequeña parte que me toca.

El verano no fue de desconexión total, ya que preparamos el curso regional de teleformación "Expresión Oral y escrita en infantil y primaria". Fue una aventura interesante. También hablar de "La competencia lingüística en el ABP" en las jornadas virtuales "Transformem el món a través dels projetes" o escribir para @ineverycrea.

Y por último, superar este primer trimestre del curso y conseguir rescatar una gran parte de las cosas que en el cole son importantes. Conseguir que a pesar de la mascarilla, la distancia, las reuniones virtuales  hayamos estado más cerca que nunca y hayamos conseguido seguir escuchando las risas y las ideas geniales de nuestras niñas y nuestros niños aprendiendo y regalándonos cada día una lección impresionante de resistencia. 

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Adiós 2020, bienvenido 2021!!!!!!!!!!!!!